Nº1 en Suspensión Neumática

Envíos

24 / 48 h.

Devolución

15 días

Stock

constante

Especialistas en suspensión neumática, CMC Air Suspension es un referente en la producción y venta de amortiguadores, balonas / fuelles, compresores y bloque de válvulas en España.

Disponemos de productos nuevos y reconstruidos con 2/3 años de garantía. Asistencia técnica pre y post venta gratuita. 

Suspension neumática por fabricantes

Navegue por nuestro catálogo de suspensión desglosado por fabricante / marca de vehículos. 

Amortiguadores, balonas y compresores

Encuentre su suspensión neumática por tipo de piezas.

Balonas neumáticas

El sistema de suspensión de las balonas neumáticas funciona esencialmente como un globo o una bolsa de aire. El concepto está diseñado para resistir el peso del chasis del vehículo, bombear aire para modificar rigidez de la suspensión.

Amortiguadores neumáticos

El propósito de los amortiguadores neumáticos es proporcionar una calidad de conducción suave y constante, pero en algunos casos se utiliza para la suspensión deportiva.

Compresores neumáticos

El compresor neumático bombea el aire a la balona, generalmente de goma reforzada con textiles. La presión del aire infla la balona, y eleva el chasis.

Suspensión neumática, ¿que es y en que se diferencia con un amortiguador normal?

Como punto de partida, es importante discutir qué es una suspensión neumática y en qué se diferencia de los sistemas de suspensión tradicionales.

La principal diferencia entre un amortiguador tradicional, ya sea de muelles o de ballesta, es que remplazan a estos elementos fijos por una sistema de suspensión de goma ( balona ) que utiliza aire para modificar su dureza influyendo así en todo el comportamiento del vehículo.

Ventajas que ofrece la suspensión neumática

La suspensión neumática tiene varias ventajas sobre los amortiguadores normales. La primera es que, mediante unos controles electrónicos, permite graduar la dureza y modificar la sensación de conducción. Si tienes un coche con suspensión neumática, normalmente podrás optar entre modo de conducción Sport o Confort, que cambian, entre otras cosas, el aire con el que se inflan las balonas.

La segunda ventaja es que puedes controlar la altura de la suspensión, algunos sistemas son avanzados ya que controlan automáticamente esto por ti.

Por ultimo, un sistema de suspensión neumática puede controlar el peso y equilibrar la carga en el vehículo. Si cargas en exceso la parte trasera, la suspensión neumática se ajusta automáticamente para que todo el coche tenga el mismo nivel. En algunas marcas es posible un ajuste manual.

Para los amortiguadores de muelles tradicionales el “nivel de rebote” (dureza) está establecido y por lo tanto no importa cuál sea el peso de la carga. Esto a menudo genera una parte trasera floja cuando se lleva una carga pesada, lo que conlleva a una conducción menos segura.

Aunque un sistema de suspensión neumática es más complejo, las ventajas son claras.

El sistema, aunque puede variar dependiendo del fabricante, se compone de un compresor central de suspensión neumática, así como de  balonas, que son “bolsas” de aire, y están situadas en cada rueda. 

El compresor de aire encargado de cargar las balonas a demanda según sea necesario para controlar la dureza. En el siguiente diagrama se pueden ver otros componentes, todos ellos son principalmente líneas de aire para transferir la presión y secadores (filtro) para completar el sistema.

Componentes del sistema de suspensión neumática

  • Balona neumática
  • Tanque 
  • Compresor
  • Sensores de control
  • Controlador o regulador principal

¿Qué coches tienen suspensión neumática?

Debido a su complejidad y coste, la suspensión neumática se monta en marcas de coches premium, aunque actualmente muchas otras marcas comienzan a implementarlos en otros modelos mas asequibles.

Es complicado realizar una lista con todos las marcas y modelos que usan suspensión neumática, pero aquí te dejamos una aproximación

Audi, Bentley, BMW, Citroen, Jaguar, Land Rover, Mercedes Benz, Porsche, Toyota, Volkswagen, Rolls-Royce, Lexus, Jeep, Ram, Cadillac (GM), SsangYong, Subaru, Lincoln, Ford y Tesla, entre otros.

Algunos fabricantes, como Citroën cuentan con una suspensión hidractiva, una versión controlada por un sistema a bordo de su sistema hidroneumático, que presenta modos deportivos y de confort, reduce la altura del automóvil a altas velocidades y sigue manteniendo la altura de marcha cuando el motor no está encendido

¿Cómo funciona una suspensión neumática?

Los sistemas de suspensión neumática esencialmente reemplazan los muelles helicoidales de un coche por unos “muelles de aire”. Las balonas son simplemente bolsas de goma y plástico muy resistentes infladas a una cierta presión y altura para imitar los muelles helicoidales. Pero las similitudes terminan aquí.

Te dejamos esta entrada donde te explicamso más en detalle cómo funciona una suspensión neumática.

Al añadir un compresor de aire a bordo, sensores y controles electrónicos, los sistemas de suspensión neumática de hoy en día proporcionan varias ventajas sobre los muelles convencionales, incluyendo que la puesta a punto es casi instantánea y la capacidad de adaptar el comportamiento a diferentes situaciones durante la conducción.

¿Dónde comprar suspensión neumática?

Si lo que buscas es comprar, pedir o saber el precio de una suspensión neumática, estas en el lugar correcto. En CMC somos especialistas en suspensión neumática y ofrecemos un servicio único de asesoramiento al cliente.

Consulte nuestro catalogo de suspensiones neumáticas, trabajamos con las primeras marcas y contamos tanto con suspensiones nuevas como suspensiones reconstruidas y con todas las garantías.

¿Cómo instalar suspensión neumática?

La instalación de los kits de suspensión neumática, especialmente un sistema de aire a bordo, es una operación bastante compleja. El proceso varía mucho según el vehículo, el tipo de suspensión y la marca que se instale. Por lo tanto, cualquier instrucción que se encuentres sólo va a ser un resumen rápido.

Dicho esto, desde CMC desaconsejamos las modificaciones no homologadas en su vehículo y recomendamos que visite y consulte siempre con su taller oficial.

Suspensión neumática, principales problemas y como comprobarlos

Los problemas comunes en la suspensión neumática pueden parecer triviales, pero en realidad esto puede derivar a un fallo crítico y a una conducción poco segura.

Afortunadamente, hay formas de evitar estos problemas. La mejor manera es estar atento a las señales de advertencia que te mostramos a continuación para que puedas comprobar tu mismo el estado de la suspensión y cuestionarte si ha llegado el momento de realizar una revisión profesional.

Fuga de aire en las balonas

Uno de los problemas más comunes de la suspensión neumática es una fuga en el la balona de aire.

Con el tiempo, los componentes de goma de estas piezas se deterioran, creando perforaciones y desgarros y causando una fuga de aire.

Hay varias señales de advertencia que indican que la suspensión neumática sufre una fuga de aire. Por ejemplo, es posible que experimente una conducción más irregular porque una balona de aire dañada no puede absorber el impacto de la carretera.

Así que todo está vibración fluye a través del sistema de suspensión sin ningún tipo de amortiguación.

También puedes notar que el compresor de aire está funcionando constantemente. El compresor de aire funciona para mantener las bolsas y los muelles correctamente inflados. Cuando haya una fuga, el compresor seguirá funcionando.

Además, si hay una fuga en los muelles de aire, la altura del vehículo bajará o se hundirá en el lado donde está el muelle de aire dañado.

Compresor de aire defectuoso

Un compresor defectuoso es también un problema común de suspensión de aire.

Como ya se ha dicho, el compresor funciona para mantener los muelles de aire inflados.

A menudo, un compresor funciona mal porque está sobrecargado de trabajo, lo que significa que funciona más a menudo de lo habitual. Esto lo desgasta y hace que la pieza falle más rápido.

Una forma de determinar si el compresor de aire está defectuoso es comprobar la altura del vehículo.

Si va más bajo de lo normal, es posible que el compresor no funcione correctamente o no funcione en absoluto.

Los ruidos que provienen de la pieza también significan que hay problemas con el compresor. El tintineo, el rechinar o el quejido indican un problema con el motor o el ventilador.

Humedad excesiva en el sistema

El aire comprimido dentro de un sistema de suspensión de aire contiene humedad que puede acumularse y provocar daños graves.

Este problema se debe a un mal funcionamiento del conjunto del secador de aire, una pieza diseñada para eliminar la humedad del aire comprimido. El exceso de humedad en el sistema de suspensión podría provocar oxidación y corrosión.

Comprobar si el sistema de suspensión tiene daños físicos como el óxido es la forma más fácil de determinar si hay demasiada humedad en el aire comprimido.

Este problema también puede afectar a las capacidades de nivelación, al compresor o al rendimiento general de la suspensión, por lo que es conveniente comprobar también la posición y el rendimiento del vehículo.

Si va más bajo o flojo, o si tiene un viaje más accidentado, puede ser porque hay demasiada humedad en el sistema.

Cómo solucionar los problemas de suspensión neumática

La forma más rápida y fácil de arreglar estos problemas comunes de la suspensión neumática es hacer que se repare el sistema o que se cambien las piezas tan pronto como se note cualquiera de los problemas anteriores.

Esto ayuda a prevenir un fallo completo del sistema.

Comprender los problemas comunes de la suspensión neumática es el primer paso para prevenir el fallo del sistema, así que tómese el tiempo necesario para conocer los problemas y programar una reparación de la suspensión tan pronto como empiecen a ocurrir.